martes, 21 de junio de 2011

El perdedor

Y el siguiente recuerdo es que estoy sobre una mesa,
todos se han marchado: el más valiente
bajo los focos, amenazante, tumbándome a golpes....
y después un tipo asqueroso de pie, fumado un puro:

(Chico, tu no sabes pelear) me dijo.
y yo me levanté y le lancé de un golpe por encima
de una silla.

Fue como una escena de película y
allí quedó sobre su enorme trasero diciendo
sin cesar (Dios mío, Dios mío, pero ¿qué es lo que
te ocurre?) y yo me levanté y me vestí,
las manos aún vendadas, y al llegar a casa
me arranqué las vendas de las manos y
escribí mi primer poema,
y no he dejado de pelear
desde entonces.

Charles Bukowski.

6 comentarios:

Maday Botero dijo...

Bukowski eres la mejor inspiración!

Angie Loraine Vargas Jimenez dijo...

Leer tus textos , Bukowski gracias , no hay palabras.

David Mesa dijo...

Cada poema es ub golpe...

Pablo Barbeito dijo...

Me ha encantado descubrir como escribiste tu primer poema. Enorme!! Lo que daría por leer ese poema escrito con manos entumecidas y ensangrentadas por los golpes. Ese poema debió ser todo un "punch". Pff Oh, si..

Anónimo dijo...

Barbeito, qué pasa por la azotea?

Anónimo dijo...

Se pego a si mismo. El era su peor enemigo y el mas valiente a la vez.