lunes, 5 de abril de 2010

" ALMA DE ANIMALES MUERTOS " de Charles Bukowski

Después del matadero,

doblando la esquina, había

una cantina

donde me sentaba y veía caer el sol

a través de la ventana,

una ventana que daba a un sitio

lleno de hierbas altas y secas.

nunca me duchaba con los muchachos

en la fábrica

después de trabajar

así que olía a sudor y

sangre.

el olor a sudor disminuye después

de un rato

pero el olor a sangre empieza a fulminar

y ganar fuerza.

fumaba cigarrillos y tomaba cerveza

hasta que me sentía lo suficientemente bien

como para subirme al bus

con las almas de todos los animales muertos

que viajaban conmigo;

las cabezas volteaban discretamente

las mujeres se levantaban

y se alejaban de mí.

cuando bajaba del bus

sólo tenía que caminar una cuadra

y subir una escalera para llegar

a mi cuarto donde prendería la radio

y encendería un cigarro

y a nadie le importaría nada más de mí.

27 comentarios:

Anónimo dijo...

Actualmente hay mucha gente en esta situación (me incluyo), y en lugar de prender la radio prendemos la computadora.

Anónimo dijo...

Por qué tanto miedo a la ducha? perfumado se gana amigos. Ademas nadie esta absolutamente solo, estamos con Dios y millares de ángeles. Que nosotros los ignoremos es otra cosa.

Anónimo dijo...

PERFUMADO SE HACE AMIGOS, AMIGOS DE TU PERFUME.

Anónimo dijo...

jaja muy bueno lo del perfume y por lo de los angeles cada uno ve lo k kiere ver...

Anónimo dijo...

¿Cada uno ve lo que quiere ver? No.. cada uno ve lo que puede ver. Solamente cuando la realidad se torna muy amarga vemos lo que "queremos" ver.

Anónimo dijo...

Siempre vemos lo que queremos ver, insconcientemente. La realidad de cada uno es distinta. No hay ángeles ni Dios si uno no se los imagina.

Florencia Beckford, Dámaris Failla, Ayelén Galván dijo...

Desubicado su comentario

Anónimo dijo...

Qué onda, y este de dónde salió.

Anónimo dijo...

Bien dicho.

Anónimo dijo...

realmente eso de angeles y dios... pff retrogada, ignorante, iluso, tristemente este hombre que proclama sobre dios no tinee pensamiento critico ytiene su voluntad metida en el culo por que se levanta cada día a repetir cuatro palabras que piensan que le agradan a todo el mundo, por favor no vengan con sus mierdass fanatistas religiosas, algunas personas creemos en nuestra voluntad y para mi eso es mejor que creer en u dios que no existe...
Y larga vida a los genios que supieron ver mas alla como Bukowsky, una persona alejada de todo valor moral, religioso o social solo para ser autentico y una persona que se nota disfrutó mucho la vida a su forma y es algo que respetar!

Anónimo dijo...

es increíble éste poema. Bukowski no escribía más que las dolorosas verdades que nadie sabe decir ni escribir de éste modo tan natural, melancólico y mágico.

Juan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan dijo...

relato de lo cotidiano también sencilla y profunda critica de como el humano ignora la "cocina" de nuestra dieta alimentaria, no somos capaces de participar de forma activa y consciente del matadero de animales, solo consumimos sin querer saber que hay atrás del telón, no soportaríamos el olor a sangre.

"Especie en eterna extinción" dijo...

Renegando a la superficialidad humana, que se esmera en atender mas al cuerpo, que a la espiritualidad, simplemente genial....... (╯3╰)

Anónimo dijo...

ASIE SIMPLE MENTE ....Y SIES PARA LAS POCAS PERSONAS DE SER CAPAZ DE PENSAR QUE HAY VIDAD MUY DIFERENTS.....IDIOTA....SOMOS BORRACHOS YQ

Anónimo dijo...

Eso es lo lamentabble del humano, se cree qe es lo mas grande del universo, qeda ciego cuando ve a "dios". Uno ve y luego decide que es lo que quiso y quiere ver. Darse por hecho es digno de un necio

Alvaro Alexander Peña Marín dijo...

Digo que no siempre se ve lo que se quiere ver, por lo menos en la realidad, lo digo desde la propia experiencia, tambièn muchas veces lo esencial es invisible a los ojos... Una vez iba hacia la selva de Perù en una expediciòn o misiòn si lo quieres llamar por una iglesia de Jesucristo que por cierto ya no acudo por razones humanas, la cosa es que iba a un pueblito al terreno de una persona que habìa nacido en puerto maldonado y que residìa en Tacna a ver en como podríamos ayudar de alguna manera a la gente de ese sector; La cuestiòn es que en ese viaje hasta allà, sobre el aviòn a las 6 am mas menos vi posarse una esfera inmensa de luz con una fuerza de radiaciòn tan fuerte que no podìas verla fijo justo en el lugar donde estaba, fue woow realmente lo mas poderoso que he experimentado en carne viva.. y no deja de ser impresionante para mi y lo serà siempre, recuerdo que al verle medite y levante una oraciòn al hijo del hombre con mucha energìa y con la cara empapada!
Ese intrigante personaje que naciò en lo que ahora es palestina es mas trascendente tal vez de lo que muchos por rebeldìa u contraria ciencia pueden vislumbrar... Fraternos Saludos al que lea!

El Ron Vega dijo...

Yo también me declaro y me aceptó como ignorante e iluso

David Mesa dijo...

Te explíco lo de la ducha. El quiere oler a sudor y sangre. No quiere simplemente degollar a los animales y 'labarse la manos'.

Chihuagabundo dijo...

Sencillo y profundo Bukowski. Retrata la soledad, la cotidianidad y el paisaje de manera sincera y por lo tanto magistral.

Anónimo dijo...

Genial el poeta; es una expresión pura de su estilo, terrible y brutal, desolador y real. Apesta a las almas de los animales muertos, por lo tanto, al igual que un asesino que no quiere lavar su conciencia, se exhibe, se entrega a que lo juzguen, siente un poco de culpa por lo que está obligado a hacer y quiere que todos vean y sepan a lo que se ha llevado a un hombre a cometer.

Joselo dijo...

Excelente,David para la gente que no piensa lo que Lee....

m dijo...

solo se bañan los cochinos

Anónimo dijo...

HERMOSO

claudio c dijo...

genio

francisca lopez dijo...

Quizas este no sea el autor que mas te cuadre Bukowski tiene una crudeza para mostrar la humanidad y este poema habla de la soledad y de como un hombre puede hacerse notar asi no sea de la mejor forma ni de la peor. Me parece que Bukowski no estaba muy de acurdo con la religión.

Unknown dijo...

Lo que puedo decir es que desde que lo descubrí, quedé atrapado y fascinado. Saludos.