miércoles, 28 de abril de 2010

"APOSTÁNDOLE A LA MUSA" de Charles Bukowski

Jimmy foxx murió de alcoholismo
en un cuartucho de hotel
de mala muerte.
beau jack terminó lustrando
zapatos,
justo cuando empezaba.
hay docenas, cientos,
más, tal vez mil más.
ser un atleta envejecido
es uno de los más crueles
destinos,
ser reemplazado por otros,
no escuchar más las
aclamaciones y a los conocedores, ya no ser
reconocido,
ser solamente un hombre viejo
como cualquier otro
viejo.
casi como para no creerte
a ti mismo,
revisas el álbum de recortes
con las amarillentas
páginas. y ahí estás,
sonriente;
ahí estás,
victorioso;
ahí estás,
joven.
la multitud tiene otros
héroes.
la multitud nunca
muere,
nunca envejece
pero la multitud a menudo
olvida
ahora el teléfono
no suena,
las muchachas se han
ido,
la fiesta
terminó.

por eso escogí
ser un
escritor.
si vales una
maldita cosa
puedes seguir con
tu relajo
hasta el último minuto
del último
día.
puedes seguir
mejorando en vez
de empeorar,
puedes seguir
golpeándolos contra la
pared.
a través de la oscuridad, la guerra,
con buena o mala
suerte
puedes continuar
golpeándolos,
con el deslumbrante relámpago
de la
palabra,
derribando a la vida en la vida,
y a la muerte demasiado tarde para
ganar verdaderamente
contra
ti.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Que grande era este jodido borracho!

Gigi Black dijo...

Creo que lo más resaltante de este poema es esta parte: "Por eso escogí ser un escritor. Si vales una maldita cosa, puedes seguir con tu relajo hasta el último minuto del último día. Puedes seguir mejorando en vez de empeorar, puedes seguir golpeándolos contra la pared. A través de la oscuridad, la guerra,
con buena o mala suerte; puedes continuar golpeándolos, con el deslumbrante relámpago de la palabra, derribando a la vida en la vida, y a la muerte demasiado tarde para ganar verdaderamente contra ti." Y no creo que hayan palabras que puedan describir mejor ese sentimiento y ese deseo de revelación.

David Mesa dijo...

Amen

David Mesa dijo...

Amen

Anónimo dijo...

es impresionante la manifestación de sus pensamientos!

moyben dijo...

¡Qué grande sigue siendo!