lunes, 4 de octubre de 2010

CHARLES BUKOWSKI "NOVELA MUJERES" - CAPITULO 45

Tammie vino por la noche. Parecía ir colocada de anfeta.
—Quiero champagne —dijo.
—Muy bien —dije yo.

Le di un billete de veinte.
—Vuelvo ahora —dijo, saliendo por la puerta.
Entonces sonó el teléfono. Era Lydia.
—Quería saber qué tal estabas...
—Todo va bien.
—Aquí no. Estoy preñada.
—¿Qué?

—Y no sé quién es el padre.
—¿Eh?
—¿Conoces a Dutch, el tío que anda por el bar donde ahora trabajo?
—Sí, el viejo calvete.
—Bueno, la verdad es que es un tío majo. Está enamorado de mí. Me trae flores y
dulces. Quiere casarse conmigo. Es encantador. Y una noche fui a casa con él. Lo hicimos.
—Vale.

—Luego está Barney. Está casado pero me gusta. De todos los tíos del bar es el único que nunca trataba de meterme mano. Me fascinaba. Bueno, ya sabes, estoy tratando de vender mi casa. Así que vino una tarde. Sólo se pasó a verla. Dijo que quería verla para un amigo suyo. Bueno, vino justo en el momento adecuado. Los niños estaban en el colegio, así que le dejé hacer... Luego también una noche apareció aquel tipo extraño en el bar a última hora. Me pidió que le acompañara a su casa. Le dije que no. Entonces me dijo que sólo quería sentarse un rato en el coche conmigo, hablarme. Dije que bueno. Nos sentamos en el coche y hablamos. Entonces lió un porro. Luego me besó. Aquel beso tuvo la culpa. Si no me hubiera besado, no lo hubiéramos hecho. Ahora estoy preñada y no sé de quién. Tendré que esperar y ver a quién se parece el niño.
—Muy bien, Lydia, te deseo mucha suerte.
—Gracias.

Colgué. Pasó un minuto y volvió a sonar el teléfono. Era Lydia.
—Oh —dijo—, te había llamado para saber cómo estabastú .
—Igual que siempre, con los caballos y el frasco.
—¿Entonces todo te va bien?
—No del todo.
—¿Qué pasa?
—Bueno, mandé a esta mujer a por champagne...

—¿Mujer?
—Bueno, una chica, la verdad...
—¿Una chica?
—La mandé con veinte dólares a por champagne y no ha vuelto. Creo me ha
timado.—Chinaski, no quiero oír hablar de tus mujeres. ¿Entiendes?
—De acuerdo.
Lydia colgó. Se oyó una llamada en la puerta. Era Tammie. Había vuelto con el
champagne y con el cambio.

ENLACE " CAPITULO 46 "

No hay comentarios: