miércoles, 13 de octubre de 2010

CHARLES BUKOWSKI "NOVELA MUJERES" - CAPITULO 49

La noche de aquel martes estábamos sentados en mi casa bebiendo; Tammie, su
hermano Jay y yo. Sonó el teléfono. Era Bobby.
—Louie y su mujer están aquí y quieren verte.
Louie era el tío que acababa de dejar libre el apartamento de Tammie. Tocaba en
grupos de jazz en pequeños clubs y no tenía mucha suerte, pero era un hombre interesante.
—Mejor olvidarlo, Bobby.
—Louie se sentirá herido si no vienes.
—Está bien, Bobby, pero voy a llevar un par de amigos.
Nos pasamos y se hicieron las presentaciones. Luego Bobby sacó algo de su
cerveza casera. Había música de estéreo y estaba muy fuerte.
—Leí tu relato enKn ig h t —dijo Louie—, era muy extraño. ¿Tú nunca te has jodido

una mujer muerta, verdad?
—Algunas de ellas lo parecían.
—Sé a lo que te refieres.
—Odio esa música —dijo Tammie.
—¿Cómo te va la música, Louie?
—Bueno, ahora tengo un grupo nuevo. Si conseguimos seguir durante un tiempo
juntos puede que logremos algo.

—¡Creo que voy a chupársela a alguien —dijo Tammie—, creo que se la voy a chupar a Bobby, creo que se la voy a chupar a Louie, creo que se la voy a chupar a mi hermano!
Tammie llevaba un vestido largo que parecía una mezcla de traje de noche y
camisón.

Valerie, la mujer de Bobby, estaba fuera trabajando. Trabajaba dos noches a la semana como camarera en un bar. Louie, su mujer, Paula, y Bobby habían estado bebiendo desde hacía rato.

Louie tomó un trago de la cerveza casera, empezó a ponerse malo, se levantó de un salto y corrió hacia la puerta. Tammie se levantó también y salió detrás de él. Después de un rato volvieron a entrar juntos.
—Vámonos de aquí —le dijo Louie a Paula.
—De acuerdo —dijo ella.
Se levantaron y se fueron.
Bobby sacó más cerveza. Jay y yo hablamos un rato sobre algo. Entonces oí a
Bobby:
—¡No me culpes! ¡Hey, tío, no tengo la culpa!
Miré. Tammie tenía su cabeza en el regazo de Bobby y tenía su mano puesta en los
huevos de él, luego la subió hacia arriba y agarró su polla, sosteniéndola, y todo el tiempo
sus ojos me miraban directamente.
Tomé un trago de mi cerveza, la dejé, me levanté y me fui.

ENLACE " CAPITULO 50 "

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Otra puta xD abundan

Anónimo dijo...

Bukowski gato